lunes, 20 de noviembre de 2017

Es lo sapiente

¡Es lo sapiente! Amar Constantino,
el teatro, el vino divino de lenguas,
la ciencia que nos da ciega evidencia.
Campeón, hasta las cúpulas grises
y cuando regresa la voz del mandato,
coloca las rosas en directrices.
La carne bajo la mélicas dianas,
algo queda después de haberse arrodillado
hasta el mes de abril, el pensamiento materializado.
Nada, nada la carroza del conocimiento,
aplícale color y sabor de geranios taciturnos.
Mejor, mejora moraleja, sabiduría y contentamiento.
IvetteMendoza

Brisa silente

Brisa silente.
Ante el balcón mojado;
el sol ardiente.
A una lámpara.
Dos seres aparecen
de entre las nieblas.
Bajo los limoneros.
Sortilegio que el viento
esparce de fragancias.
Rosa del alba.
Blanca forma cristal
que diseña el alma.
El rio suena.
Con melodía cadenciosa
canta la mar milagrosa.
Luna de ojos miel.
Una gota de lluvia
sobre mi piel.
Ivette Mendoza

sábado, 18 de noviembre de 2017

Agua clara

Agua clara, con más y más agua.
Otro elixir en el inmediato recuerdo.
Siempre serpentea tu mirada en el mismo río.
Nunca el viento de ayer soplará el campo.
Pensamiento no caduca
y es siempre metafórico.
Repiquetea ya intercambiada la aurora.
Vudú, con alfileres del amor;
cada nueva ceremonia
es un viejo casamiento,
distintísima parsimonia. 
Más elixir, con más brebaje.
Búscalo distinto para rencarnar.
Ivette Mendoza

miércoles, 15 de noviembre de 2017

Despierta, limón limonero

Despierta,  limón limonero,
pronto llegará tu día
de imaginar el danzar
lento de tus frutos.
Y brotarás del huerto
sagaz que te ensombrece,
y mañana, la aurora
aceptará tu alegría.
Despierta, limón limonero,
pronto llegará tu día.
Ivette Mendoza

martes, 14 de noviembre de 2017

La oscuridad le hace sombra

La oscuridad le hace sombra a la luna
como paragua olvidada
al centro de la bruma.
Y es, como decir, puntería vital
escafandra pupila
exclamación
entrega en el aire.
Danza de la luna en la hora exacta,
empequeñecida astral.
Astro sobre astro
diestro y siniestro.
 Ivette Mendoza

lunes, 13 de noviembre de 2017

No hay equipaje fútil

No hay equipaje fútil
en la primera entrada;
ni aeropuerto ni taquilla
para volar con impulso.
Sólo es sonido de avión,
tardanza; sólo apariencia.
Sólo vuelos inocentes
del tiempo entre episodios.        
Suspiros, boletos, libretos,
música y dilaciones,
corro y corro, el viento me acosa.
Maravillas de Simbad,
animadas sobre las velas
como ángeles del cielo
pilotear las ilusiones del mundo
pilotear el viaje al ocaso.
 Ivette Mendoza

domingo, 12 de noviembre de 2017

Con la mano de Hipócrates

Con la mano de Hipócrates, la aurora
activa el bisturí de la esperanza.
También así,
hay una sutura que demarca
el éter aromático de la tierra y sus sueños,
sus curativos sueños,
más expresivos
que nunca.
Ivette Mendoza

sábado, 11 de noviembre de 2017

Se humedecen tus labios

Se humedecen tus labios,
se humedece en el fondo del mar
Se vuelven arrecifes, se vuelven.
Me gustan.
Me gusta besarlos con agua del mar.
Se vuelven cristalinos, se vuelven.
Rojocristal es su voz y su silencio,
los labios del mar.
Bravas olas, pez cósmico y crepuscular,
labios que se pierden
dentro del Báltico mar,
navegan y navegan sin cesar.
Ivette Mendoza

viernes, 10 de noviembre de 2017

Somos susurros del viento

Somos susurros del viento,
cascada que calma, aliento de la tierra.
Sol que brillando se acerca
entre las riveras sutiles de la memoria
y los recuerdos más claros y perdurables.
Somos susurro de flores silvestres,
pilares y muros de pensamiento enigmático,
de amor y vigilia más allá del sempiterno horizonte,
y nuestra esencia se esparce
con una sonrisa de luna enamorada.
Ivette Mendoza