domingo, 24 de agosto de 2014

Angeles guardianes

Dentro de la luz que fulgura
Entre el alfa y el omega
Se adorna dorado el cielo
Con ángeles relampagueantes.

Sus fragancias al viento se esparcen,
Y bruñe al alma en su dulzura,
Apertrechándola de luceros diamantes
En la duración de su corta estancia.

¿Quiénes liberan los males humanos?
¿Quiénes emanan de la fuente esencia?
Y aparecen y desaparecen de la nada
En su glorioso sueño nocturno
¿Acaso brotan del soplo divino?
Ellos levantan las sombras del mundo
Y dentro de sus brazos de amor lo llena.
So mote it be
Ivette Mendoza
2014