jueves, 21 de agosto de 2014

De júbilo maduro

De júbilo maduro
Nace mi nueva aurora
Brote de semillas frescas,
En el balbuceo de mi alma.

Andaba mi corazón feroz
Mordisqueando sus sombras y
Deslizándose a tientas y a oscuras y
Sus ojos se rendían a los pies del
Cansancio porque
Flechas punzantes  perforaron
Dentro de mi pecho hasta
Sangrarle sus follajes dormidos,
Voz de tiniebla enrollado de inocencia
Y dolor.

Pero la noche de la muerte,
De la asfixia, mi vida sucumbió
Dentro de un ensueño alumbrado
Del hielo inerte, cantaba el silencio
Su luz angelical y entre
Las aguas de la rutilante nada,
Una estrella universal.
La inocencia feliz en su plena primavera.

La vida es: luceros tiernos,
Invocaciones y melodías,
Chispazos de caleidoscopios,
El aire tibio de un beso,
La onda diametral de una caricia,
Un espacio suspendido y pluvioso
De amor.
Existí, existo y nunca he dejado
De existir.
So mote it be
Ivette Mendoza
2014