viernes, 28 de noviembre de 2014

LLueve copioso

El vuelo de aves encausa la paz
Y en una fugaz pasión del cielo
Adornan y encienden de luz
El universo y la tierra de ensueños.

¡Oh tierra!
Iluminada, engalanada de placeres
Floridos, cósmicos y brillantes
Nadie mira la fuente oscura
Ni el resplandor incierto
De la enmohecida gruta.

Ya no es la tierra del descuido,
Ella surge al manantial armonioso
De verdor y brisa donde llueve
Copioso el canto y la risa.
Ivette Mendoza
2014

domingo, 23 de noviembre de 2014

En mi sueño aparece

Yo a tu alma elegía
En un cascada de amor
Y si algo he aprendido
Es siempre poder
Adorarte y recordar
Este momento vivido
Y en ningún instante
Desilusionarte,
Ya que tú representas
Un ángel que admiro
Que de un abrazo
Se conforma nomás.

Fluye, Fluye no ángel
Dormido, fluye en
Las rimas de este poema,
Fluye platónico, fluye
De ritmo armónico
En la cristalina cascada
De amor y fonemas,
Ya que tú representas
Un ángel que admiro
Que por dentro y por fuera
En mi sueño aparece
Y en el cielo se mece.
Ivette Mendoza

Otoño colorido, Vancouver


Del otoño colorido,
¡Ah, fragancia en la tierra!
Llena de hojas la ladera
Ya no florece melancolía
Más aun repite siempre esparciendo
Su infancia tersa y tranquila
En el más profundo rincón de la tierra
O en las alas del viento.

Del otoño colorido
¡Ah, fragancia en la tierra!
Otoño del frío y del tiempo,
En Vancouver, pomposo ornamento
De lluvia, de calma, de amor
De un silencio sin flor
Que grita, que anuncia un
Largo blancor.
Ivette Mendoza
2014