sábado, 17 de enero de 2015

Cómo pétalos de flor

¡Oh hombre de mis días!
Y ahora
Qué instinto te arrebata
A fuerza de relámpagos,
Cuerpo en movimiento
En pleno plenilunio
De una fiera salvaje,
Con el fuego en las venas
Con tu mirada mansa
Y esa musculatura masculina
Que aprieta y acaricia mi figura
Hambrienta y leal.

¡Oh hombre de mis días!
Y ahora
Qué instinto te arrebata
Guerrero troyano, trovador
Besa mis labios con sabor a miel
Y entre el susurro de abejas
Y la colmena
Aplaca mi erótico deseo
Acércate, estrújame en tus manos
Duerme aquí conmigo
Y deshójame como los pétalos
De una flor.
Ivette Mendoza
2015