miércoles, 28 de enero de 2015

Corazón


Corazón labrado en diamante
A la vida y a la espera
Al amor que de cerca viene
Acompañado de placer
Por dentro y por fuera.

Yo te quiero tú me quieres
Y nada hemos callado
Con el corazón en su lenguaje aroma
Dolores hemos olvidado.

Con su anhelar nos sigue
Su luz resplandeciente,
Radiante de ilusiones
Palpita amor sintiente.

Corazón, corazón
Que a la vida ríe, en el día canta
En la noche sueña y en las malas
Horas se levanta.

Por los confines puros
Alegre el corazón, el alma irradia,
Compasivo en la ocasión con
Aliento sin lamentos,
Labrado en diamantes
Confirma victoria e ilusión.

Ivette Mendoza