domingo, 18 de enero de 2015

Vierte

¡Oh señor! vierte
Tu cántaro de luz
Y tú silencio energizado
Sobre mí, sobre mis tinieblas
Sobre el sentido de mi vida
Antes que me haya agotado.

¡Oh señor! vierte
Tu cántaro de luz
En el manantial de mis dolencias,
Quiero mirar las rosas en su esencia,
Escuchar al pájaro en su trino
Y fluir libremente
Al drama del presente
Y al mañana esperanzado.
Ivette Mendoza
2015