lunes, 9 de febrero de 2015

Por decir marea

En la alta marea
Su bamboleo
En el mar flotan peces sedientos.
Expandir su remedo de fuga
El silencio sube el telón,
Caminar por la arena
Lejos el pez emerge tras las aguas
Bramando de ardor.

Verlo todo despacio
El cielo atrevido
Y el tiempo que avanza solitario a
La trasparencia de su ondulación.
Siempre golpea al asomarse
Nunca se queda sin néctar
¿Se derramará ostentosa?
Ivette Mendoza
2015