viernes, 22 de mayo de 2015

Allí va a perdurar

Aquí dentro arde mi
Corazón silencioso
Tropical en el fuego.

Se siente, se ablanda:
Convierte mi voz en suspiro,
No lagrimas demanda.

Allí es donde habita
Un hombre que admiro
Y en mis brazos dormita.

Breve, no ha de quedar,
En el gemido encendido
Su alma
He de atrapar
Y por siempre
Allí va a perdurar.
Ivette Mendoza
2015