jueves, 28 de mayo de 2015

Pez-mujer

Espumas, un leve olor a mar,
Que podría suceder cuando
De las olas brota un pez
Ya mujer.
Es adorno en la bahía,
Halagos de coral y fantasía,
Hoy en el acuario de pasión
El pez-mujer navega hacia
El corazón.
Puertas, cortinas, sándalos,
Lechos de espuma,
El hijo que lleva en sus entrañas
Pronto dormirá en la cuna.

No regresará jamás,
Crece su furor andante
Crece hacia adelante
En la tierra, más tierra que agua,
Su humana visibilidad.
Ivette Mendoza
2015