miércoles, 10 de junio de 2015

Sobre la vastedad de mis sombras

Soñado, sospechoso y necio
Era yo el lenguaje derramado
Que llevaba una plegaria en el camino
Intercambiando, fuego por letras
Y en un abrir y cerrar de ojos
Se realizó el sueño
A la orilla del fulgor.

Justo a donde yo rezaba
Amor brotó de mis ruegos
Sobre la vastedad 

De mis sombras-fuegos.

Después de esto siempre he de rogar
Para que las más frágiles y oscuras
Se implanten al revés
O mejor no ruego.
Ivette Mendoza
2015