jueves, 11 de junio de 2015

Promesa

Cuando el día en su luz armonice los extremos
Y el corazón despierte ante el sentido común.

Cuando la palabra acierte y perfore el alma,
Y el latir vibrante y multicolor de la vida aparezca.

Prometo amarte incondicionalmente,
Y al momento de tu ausencia
Tenerte dentro de mis pensamientos,
Así lo haré como un sacro rigor.

Pero si la noche no muestra más que tinieblas
Y el corazón sigue dormido en sus laureles.

Pero si la palabra se las lleva fugaz el viento
Y yo sucumbo a la tristeza y al temor a la vida.

Tú no ocuparás un lugar en mis pensamientos
Y esta promesa se romperá  en silencio.

Ivette Mendoza
2015