sábado, 11 de julio de 2015

Cada realidad en su punto

Cada realidad en su punto
Cada persona en su desorden,
El sol de sus techos viene frío o viene quieto,
Tendiendo que ser aquí tan solo un caminante
Hasta doblar la curva de la vida,
Luego un naufragio de pájaros
Volarán cantando.

Antes o después del probable miedo
De explorar el más allá
Cautivada por los dogmas y sus sueños
Quizás, quizás no queda nada
Más que haber amado.
Ivette Mendoza
2015