jueves, 9 de julio de 2015

Calma mi sed

Déjame penetrar en tu corazón
Como la flecha de cupido,
Ábreme las puertas
Para oír su música latiendo  
Con amor y con rimas
Con el recuerdo y sus frutos en
Agujeros escapándose al alma.

Déjame entrar en tu corazón
Donde se formen ígneos deseos,  
Donde se alarga el tiempo
Donde se haga una amorosa volcánica explosion,
Allí la vida tiene ansias de seguir soñando.
No rechaces mis palabras que son mi flecha,
Calma mi sed.
Ivette Mendoza
2015