martes, 7 de julio de 2015

Pensando pensando

A nuestros indígenas los sometieron
Con la Biblia y un espejito, yo me
Sometí a ti mi amor al calor de tus caricias.

El universo es un conglomerado de
Fantasías donde estas fantasías soy
Yo.

Salí de los sueños y a ellos regreso.

Cuando nací me tenían garantizado mí valija
Y mi ticket de entrada, pero nadie me ha
Garantizado el ticket de partida, tampoco
Creo que me permitan llevar esa valija de
Nuevo aunque sé que será un viaje de estrellas
Si muero estrellada o un de cámara lenta
Si muero en cama.

No me queda más remedio que aceptar
Mi vejez pues aunque con cirugías puedes
Bien engañarla se requiere dinero además
Que envuelta en plástico tengo miedo
A quedar derretida.

Cuando hemos trabajado tanto y llegas
Al umbral de la vida, luego te das cuenta
Que ya no hay más que ambicionar entonces
Es cuando más deseas volver a ser un niño.

Demencia del corazón: quien me ama
No es galán ni apuesto, y a quien amo
Es un hombrón de revista.

Yo soy una mujer encantada que quedó
Atrapada en sus sueños solo mi cuerpo
Vive en el plano terrenal ojalá venga
Mi amor y me despierte endulzándome los oídos
Para hacer palpitar mi corazón de nuevo.
Ivette Mendoza
2015