domingo, 12 de julio de 2015

Sándalo


Abrazando los arboles
Así he vivido yo
Celebrando tu nombre mi amor que hueles
Quizás al perfumado sándalo que
Desde aquel entonces con crepúsculos
Dejaban rodar mis ansias bajo
La breve grieta del cálamo y tus gestos.

La fragancia es el espacio
Comprensible donde se enlazan las palabras
Junto a ese beso sensual
Más el diamante claro de tu mirada.

Y las hojas, en el verde follaje brilloso
Con su nacarada esencia
Será un placer largo en el camino
 El cual no nos dejará en reposo.

Ivette Mendoza
2015