miércoles, 22 de julio de 2015

Simples ideas

Los dioses y los dictadores lloran cuando
Tienen hambre y frio y cuando nadie los alaba.

Cuando en la cuidad hace mucho calor
Se llena el cielo de aves locas y al vende
Helados su corazón le late de alegría.

Es hora de enterrar viejas memorias y dejar
De adorar la vaca sagrada, saboreemos su carne.

Se trabaja duro para escalar la cima de la
Montaña para luego venir de vuelta viejo,
Solitario y en picada.

El amor nos reclama en todos sus cuadrantes,
Las caricias en toda su longitud y los vientos
Soplan en nuestras vidas a velocidad constante.

En las aguas más llenas de  espumas se supera
El miedo porque allí se baña la luz quien
Afirma tu nombre.

Era tan alto como un palo de coco y tenia
Un corazón de papel que se desbarató en una
Agua estancada.

Se vive tranquilo cuando se siente la brisa
En el rostro pero cuando te llega a tus manos
El recibo de los pagos tu sonrisa se cuelga
En un poste de luz.
Ivette Mendoza
2015