domingo, 12 de julio de 2015

Tierra del pinol


En su lucidez crepuscular
El madroño suelta su libertad
Aún más allá de sus fronteras
Y  sus hojas meciéndose al porvenir
Ante el cielo azul y blanco
Donde derrama su esencia
Sobre la tierra del pinol y
De lagos y volcanes.

Entre el aire y el dariano suspiro,
El cenzontle vuela sobre la hermandad
Del sueño.
Ivette Mendoza
2015