miércoles, 26 de agosto de 2015

El amor tarde o temprano


El amor siempre llega tarde o temprano
Porque mi hiperactivo corazón nunca cesa de soñar e
Imaginar.

Mis intuitivos ojos lo comprueban cuando mi vida
Cambia de tristeza a Felicidad.

Más aun hoy dentro de mis venas quema como
Fuego reteniendo su imagen energizada y
Multiplicándolo en el alma para entregarse
A tus apetitosos labios de carmín.

¡Oh dicha esperanzada! El amor nos va
Protegiendo con las manos juntas con su
Armadura blanca
Y al vuelo sublime del gozo nos levanta.

Ven amor, ven que de ti quiero beber
El néctar sustancioso para afrontar la
Inmisericordia del mundo con sus
Lianas retorcidas y su negra envoltura.

Y al sentir tan maravillosa dicha,
Esta siempre bendice
Los arboles de madroños que nos guarecen

Ivette Mendoza
2015