viernes, 14 de agosto de 2015

Escribir

Escribir es matar la congoja del corazón
Cuando las espinas punzan muy hondo
Solo así se resiste sus fuertes estocadas.

Voy sobreviviendo en el mar de letras y
Puedo salvaguardarme de un brinco sobre el
Mareado oleaje, volviendo a las aguas tranquila.

El mar es una sinfonía de rimas y
Metáforas que entonan los pájaros por
Las mañanas y revolotean en mis entrañas.

Es preciso escribir, necesito crear
Las letras necesitan reír y hablar. Las ideas
Se hacen llover, el poema me ha de llamar.

Entonces siendo poeta vivo con el alma llena
Dentro de mi propia rebelión y no sufro de
Amargura porque cuando la sufro la pluma
Es mi mejor bastión.
Ivette Mendoza
2015