domingo, 9 de agosto de 2015

Tiempo sin días


Tiempo sin días hace madurar
La penumbra del futuro.

Dicen más tus ojos
Que tus propios labios.

Aquí estoy  solo sostenida
Por tus palabras.

Mi corazón celebra hoy
Sus quince primaveras.

El amor penetra agujereando
El corazón  y se escapa
Por los poros.

Con los pies descalzos
Recorro el mundo
En un mapa virtual.

He bebido un coctel de frutas
Con la boca del alma, sus
Ojos lo deleitará.

Me casaré con este racimo
De uvas porque está de muerte.

Vuelan mariposas en mí
Aire inspirado.
Ivette Mendoza
2015