domingo, 20 de septiembre de 2015

La mañana está fría



La mañana está fría, muy fría 
Y no me apetece salir.

La mañana es tranquila.  Más tranquila no puede ser.

Cae sobre las montañas su nostalgia blanca,
Cae sin cesar.

La mañana esta fría, fría están las calles,
Frías están las almas.

Las hojas de los arboles caen en mi balcón,
Caen en silencio pues
Son las sombras de la pasada estación.

El invierno se acerca quizás más temprano,
Más duro e intolerante, quizás más devorador
Porque aquí en Septiembre
Todavía puede hacer calor.

Por eso esta mañana como toda fría mañana
Con este abrigo caliento mi cuerpo,
Mis manos y mi corazón.

Y muchos van, muchos vienen
La vida continúa sin dedo acusador.

La mañana está fría, muy fría
Y no me apetece salir.

Ivette Mendoza
2015