miércoles, 30 de septiembre de 2015

Llama, fuego

Chimenea que es amor,
Soy el fuego, y solo fuego,
Soy calor que alienta
Claridad nos llega
Lo que no ven los ojos.

Quietud profética
Detrás del humo,
Da crédito al pensamiento
Pero mucho más al sentimiento.

Llama, fuego
No me canso de contemplarte,
Así revelas tu antojo
Ante la ficción y lo real y
Cuyas chispas poseen el furor del tiempo.

La distancia y el espacio son cenizas,
Hoy el drama del sueño existencial.
Ivette Mendoza
2015