martes, 15 de septiembre de 2015

Tus palabras serán


Así tan duro,
Como espinas penetrantes
Se incrustan tus palabras en mi pecho.
La mentira punza
Punza hondamente.

Pero todo pasa,
Pasa rápido o despacio pero pasa,
Las heridas sanan
Solo quedan cicatrices,
Pues el roble es tan fuerte
Como mi corazón.

Mañana muy temprano
Al primer canto del gallo
Tus palabras serán espigas retorcidas
Y  nuevos vientos soplarán.

Ivette Mendoza
2015