sábado, 26 de septiembre de 2015

Utopía


La lluvia nos limpia de todo
Hasta del pecado original,

El mundo camina mojado
Sin pensamientos.

Carne sin fuegos, libre
Sin guerras, barro apagado.

En el fango la palabra
Articulada de un líder mundial
Apenas moviéndose,
Ensangrentada.

No somos ya víctimas del
Camaleón humano que se
Proclamó inmortal tantas veces.

Se escribe una historia
Con sinceridad en sus letras.

La vida camina hacia
Delante a excepción del
Cangrejo que sueña despierto,
En el mar muerto.

El agua nos reconcilia, se
Acabó la muerte, su claridad es
Astral o extraterrestre,
No hay flores silvestres.
Ivette Mendoza
2015