viernes, 16 de octubre de 2015

En la calma

Cuando te diriges a la calma
Lo hallas todo en el corazón,
Es dulce contemplar y que quede
Algo en el sentimiento
Sin el jactancioso pensamiento.

Vivir, vivir y vivir en un mundo
De contemplación añorada,
Soñar, soñar y soñar
Y basta con decir nada.

Se vierte un aliento inocente
A conquistar el amor,
Un inocente aliento se vierte
A conquistar el amor.
Ivette Mendoza
2015