domingo, 13 de diciembre de 2015

Aflicciones


Ciudad, calles de rotas pasiones
Desata furia encarnada de llanto
De la flor marchitada quemada
En el tropel de los corazones.

No hay ciudad inspirada, clonaciones
Van a tocar la puertas tristes en cuyos
Andenes pasaron sus seres queridos
Y luego los mismos nombres le daban.

¡Que más quiere la suerte!
¡Que más quiere el dolor!
Todos hablan de sus aflicciones
Todos hablan de muerte
Pero nunca de amor.
Ivette Mendoza