domingo, 27 de diciembre de 2015

Vertiente caudalosa

La mente humana
Es una vertiente caudalosa
De ideas que provocan realidades
Fluctuando en los espejos
Al primer rayo del sol.

Pero vamos intuyendo
A la sensación de entrega
Y a las abstracciones
La primera,
Certifica la mortalidad
La otra, la sueña.
Ivette Mendoza