domingo, 31 de enero de 2016

Tiempo zurcido


Tiempo zurcido a mi medida
que fluye por las mañanas
y en sus lejanas encrucijadas
su inocencia clama clemencia
desanudada.

Manecillas del reloj
que sudan entrelazando
horas inexactas
mientras devoran mis sueños
encuentran mi sombra imperfecta.

Las horas bostezan cabizbajas.
Un pez come mis días feriados.
Solo hay vacaciones de añoranzas
por eso,
el tiempo no deja de ir asalariado.
Ivette Mendoza

sábado, 30 de enero de 2016

Y la canción

Y la canción cantando, detonando,
El micrófono de bambú, o una espada;
La audiencia sobre un mar pintado de voces
Aclamando, llorando.
Un lucero vigilante; y la puerta cerrada,
Que al final del concierto para nada se abre,
En el estadio de arena un león toma avena
Y no desenfrena
Pero no hay fiera vencida, solo gente comprada,
Por el portal pasa la aurora nefasta izando
Un asta. Va hablando de ti, va hablando de mí.
Va hablando de todos hasta por los codos.
Ivette Mendoza