jueves, 14 de enero de 2016

Estrés

Vuelan palomas grises llenas de estrés
Que oscurecen el cielo…
Y talvez el amor.

Nace una luna sin esperanzas
Y nace refunfuñando.

Un sol con la cara cortada se refleja en tu alma
Y me carga en sus regazos.

Se traducen mis años enteros
En un grito perpetuo y timbra la noche.

La vida en su caída de plomo es
Un punto suspensivo y en cuyo
Recuerdo se ataca de risa y se suicida.

Ivette Mendoza