jueves, 7 de enero de 2016

Inmemorable isla de coral

Inmemorable isla de coral
Que surge de los vientos redimidos por donde
Vuelan aves blancas llenas de espinas
Cargando el fuego de mis lamentos.

Y mientras más redimidos más tormento
Aunque el viento silbe de contento  
Cuando se amalgama con tu alma
Su claridad derrama sufrimiento.

Llorar profundo, llorar silente
Entre medio de pinares y  acacias,
Se extingue el tiempo, se aminora el paso
Y me avecino al punto de encontrarme
Sumergida en el océano de tu mente.
Ivette Mendoza