viernes, 1 de enero de 2016

Busco y busco reclamándote




Busco y busco reclamándote,
Junto a tu ventana palpebral
La inalienable luz es la alegría que
Como gollería lega la nada en ti,
Descubriendo el esternón de tu alma
Más allá de los años inefables,
Su acústica, el silencio.

¿Quién palpará mi inteligible corazón?
Es que yo…
Te siento con un acento pitiminí
Que piensa, que es fuego y soplo
Y figuración y estertor
Y anida y soflama ubérrimo, ensimismado,
En los plenilunios rozagantes,
En el resol de los pedúnculos tríbulos,
¡Oh discreto y casto espíritu biodegradable!
La duración va con el gozo
Lo antagónico no se vuelve a reciclar.
 Ivette Mendoza