lunes, 4 de enero de 2016

Pupilas

Auroras cercanas con
Filamentos de estaños,
La rendición perseverante
Puede cambiar mi destino
Y hacer temblar la luz de papel
O la voz tañida en ecos rancios
Creada dentro de
Los escombros de la sombra.

Pupilas. Miles de pupilas
Rodean al húmedo aliento nocturno,
Guardianas de la nieve roja
Que no se derrite a pesar de su llanto,
A menudo la magia blanca
Llega a ser su mejor compañera.
Ivette Mendoza