viernes, 22 de enero de 2016

Y son cien

Y son cien, mil veces cien
Puntos suspensivos
Que sustentan
La gota imaginaria
De la colmena desleal.

Pudieran ser muchas
Las suturas cómplices
Bajo el jaque mate
Y su remolino perspicaz.

Todo es un parabólico salto
Entre la razón que
Se desprende de la herida
De mi cuerpo y la hambruna
Que deja el cansancio de tus pies.
Ivette Mendoza