sábado, 13 de febrero de 2016

Cigarro

Un golpe del cigarro
No tiene entrada en ningún paraíso,
Los labios que humedece
Juega con la llama del fósforo
¡Se queman, se queman!
Y el aire ennegrecido
Dormirá atragantado,
Me lo imagino arrodillado
En sus alborotos ahumados
Con la voz aturdida
Si con la voz aturdida
En un embudo con manchas
Vaciándose retorcida.
 Ivette Mendoza