domingo, 7 de febrero de 2016

Entre el poema

Entre el poema y la mansedumbre
es decir entre el sentimiento
y la palabra, entre lo tuyo y
lo mío, yo hilvanando un rayo de
luz desde el vientre de  Gaía
para posarme en la cúspide
del Olimpo como lo antagónico
del tiempo hacia la superficie
sutilísima de los Titanes.

¿Raptada por Pegaso?
cuánta cólera levantará
Poseidón dentro de las aguas
que hará tinieblas a Delfos
y a los delfines.
Pero el silencio me habita,
me habita el cielo y el mar
traspasaré su extremadísima
ira de astro explosivo, me
contemplará Homero en su
idílica odisea y mi sombra
neutralizará la fiereza de
cualquier huella que opaque
el verso,
entre tú y yo, el divino amor
con que se escribe.
Ivette Mendoza