viernes, 5 de febrero de 2016

Más mundos que sueños


Poseidón tu:
Me enseñaste la proeza del mar
junto a ti soy ahora
el barco que en tus aguas se aferra,
me desperté mujer soberana de las divinidades
celestes alimentando mis ansias de beber el tibio
jugo etéreo de tu aurora.

¡Ábrase Flora al estruendo troyano en Neptuno!
que descubre su amor y razón en mis pechos
-no te desesperes mí amado Poseidón-
la victoria golpea las rocas
y la fecundidad empieza a flotar en nosotros
ya que desde mi vientre crece Gaía
vertiendo su sangre bajo el conjuro de galaxias
 donde engendraremos más mundos que sueños.
Ivette Mendoza