lunes, 14 de marzo de 2016

Geranio adeudado



Geranio adeudado


Oportuna subasta de flores primavera.
Geranio adeudado, contabilizado antes y después,
Exportó sus pétalos con tristes aranceles.
Apachurrado al final de su delirio financiero,
Balancea su aroma vendiendo todo exceso;
El pago de la luz lo debilita.
La bancarrota de su polen lo atormenta.
Se sienta cabizbajo en el banco del jardín
Y siente lacerante competencia con un ramillete de
Jazmín. 
¡Calma, calma! -Busca tu horizonte en la próxima
Estación fiscal-
Lleva la vida salada, sus hojas contables caducan,
Piensa con savia de fraude feliz
Y aparece en un parque malvado
Como un cheque sin fondo liberado.
 Ivette Mendoza