martes, 8 de marzo de 2016

Las palabras recogen sus efectos




Las palabras recogen sus efectos

Las palabras recogen sus efectos
Del desgrano de la nostalgia,
El lenguaje de la miopía.

Se despeinan
Entre lo menudo del silencio
Y sus gestos que se descifran en claves.
Bocanada de incoherente armonía,
Se insolentan en pensamientos.
Se resbalan en las grietas de su tardanza
Cuando desean besar las noches.

¡Tú si las has visto, yo no!
Échales barniz, rompe su rama torcida,
Apriétalas con el dedo pulgar,
A veces gozan resentidas.
Ivette Mendoza