sábado, 9 de abril de 2016

Sensaciones sutiles




Sensaciones sutiles


Sensaciones sutiles, libertad desencadenada
Me llama la llama de mármol y se excita. Un
Reflejo violeta gira en la tierra feliz al compás
De su música. Tus labios tocan mi sexo sediento
Y come la manzana prohibida, hacen tus ojos
Brillar. Entre mis pechos de fuego cae diminuto
Tu corazón y transita por los pasillos de la niebla
Iluminándolo todo.

Palpitas entre la soledad del arcoíris y sus puentes
De pluma. A la hora del rocío, tú,deambulando
En el vaivén de las olas, tu cabellera de hierba
dormida, mi espacio infinito, mi mundo extasiado.

La cosmetología de la mente advierte peinar
Pensamientos, enmascarar las palabras
Con dulce veneno, exfoliar las callosidades
Del alma para relucir su rostro eterno. La
Crema hidratante me devuelve la juventud
De mi cuerpo de luz y  anuncia el centelleo
De la copulación astral en la continuación
Del tiempo de ondas violetas.

Sucedo en la inmensidad de las aguas, la tierra
Se abre conmigo, se cierra y se abre en su hora
Anacoreta, la mañana germina en mis
Senos, la noche gira alrededor de la
Manzana cumpliendo todas sus promesas.
Ivette Mendoza