martes, 19 de abril de 2016

Viaje taciturno



Viaje taciturno


Viaje taciturno, en el borde del papel,
Vacilante y dogmático se aferra como humo
En el acero de cuerpos galácticos donde
Figura figurado en el pretérito reencarnado.
Mi espacio entre líneas editadas
Observan la mano crispada,
Que es una mano que transforma en añil
La diametral medida del renglón.

Circundo en la fresa policromada
Casi fresa, mitad durazno, mitad ilusión.
El diente de marfil rasca preciso con una
Coma en función dentro del navío
Jadeante.

Sabor pueril, sabor de una batallante belleza,
De una batallante gentileza, en su
Árbol de octaedros fluoritas
Adornan los néctares excitantes de
Los sexos.

Hay titubeos que parten mi alma
Cuando descubren cien labios
Cuando descubren cien bocas
Que no caen benditas dentro del papel.
Ivette Mendoza