martes, 31 de mayo de 2016

Gato angora



En verano, gato angora
De cultísimo pelaje conservado,
La cola mueve dentro de las hojas.
Rasguña la maqueta en que se inclina
Decisivo incisivo montañoso
Salvaje aligerado pasa del azul
Al abedul al índigo al verde.
Como los presagiados dientes
El bigote negro blanco y tupido
Que le crece siempre.
Ivette Mendoza

En el cielo estaba







En el cielo estaba
Precisa, sumisa, la poesía.
Precisa también,
Se encendió la aurora boreal,
Encarnada, acantilada
A penetrar entre pilares y poesías
El chopo de seda, vasijas finas de palabras
Se enternecieron con ellas.
¿Rimarán ambas?
Talvez, en lo inmediato del amanecer
Cuando ya puedan centellar
Algo más escarlata, en ocaso,
Esa maravillosa aurora boreal
Es la que atrae luz del relámpago
Como toda palabra de esperanzas.
Ivette Mendoza