lunes, 23 de mayo de 2016

Buscarte en la distancia



Buscarte en la distancia del péndulo
Tan sólo encontrar la cripta de la nieve
Buscarte en la membrana de una década
Tan solo encontrar la frontera desgarrada
Delinearte en el pico de un quetzal
Soñarte dentro del ojo de un tornado
Presentirte en las palmas de mis manos
Cuando tú merodeabas en la cola de un cometa
Y dejé de pensar en ti
Caminé entre los tendones de la Parra
Y pude oír el rimar de la cantata Pitagórica
Y entonces brotaste del vaso de la mermelada
Ivette Mendoza