domingo, 8 de mayo de 2016

Cenit



Cenit, recompensa, violácea,
Forma alada de la rutina,
Guasca de la esperanza
Entre sentirla y acariciarla.
Madreselva, se inclina a la
Onírica avalancha con regodeo.
Recuerdo, marejada de huellas.
Cuando domine la unión
¿Vendrá la parquedad?
Ivette Mendoza