viernes, 6 de mayo de 2016

Me estremezco




Me estremezco
En el tupido vapor de mi intuición,
Y su capa latida de emoción.
No abrazo fragmento totalitario
Que nunca ha sido coloquial.
Descuelga de mí
La sutura del pensamiento
Arrinconado sin límites,
Se destila su pensar,
Se purifica, no se purifica.
Se sabe organizar
Una historia ya organizada
En el ángulo del sentimiento,
Se proyecta femenina,
Se sabe su intención,
Es la intención mía
Que siempre conocí
Que siempre conocieron
Aquella que cargaba
La ilusión casera del mundo
Que sabe existir,
En el margen
De las mesas y los platos.
 Ivette Mendoza