miércoles, 18 de mayo de 2016

Todo y nada



La puesta lenta del sol en las aguas del Mediterráneo
La brizna que humecta las hojas de los árboles
El rojizo atardecer bajo tu almohada
La famosa muralla China y su recorrido
Los tulipanes en los jardines holandeses
Las montañas altas y nevadas de Vancouver
La tecla melodiosa que requiebra en tu corazón
Las rosas que brotan cada madrugada en el Stanley Park
El arcoíris y su arpegio de colores,
Todo y nada es tan maravilloso como la manera en
Que has  conseguido conquistarme.
 Ivette Mendoza