martes, 3 de mayo de 2016

Peregrino rio



Peregrino rio, al óleo, campanuda corriente
De selenita, se ufana ortodoxa,
Emblema del corazón, emblema de su brillo.
Huye y no sabe huir, juguetón,
Sombra de la ensenada, hijo del viento.
Jacinto, -tú lo miras como una obra de arte-
Yo, -como una escena de amor-
Entonces al mirarlo, tiembla,
Arroyo que resiste estar pintado.
Arroyo pintado, arroyo conmovedor.
Arroyo dentro del arroyo,
A su imagen y semejanza.
Escoba que barre su sombra
Indica que ha mejorado
Sombra en su espina dorsal,
Tú y yo en la danza del dragón.
Ivette Mendoza