sábado, 4 de junio de 2016

Amapolas




Amapolas, jardines en tu cuerpo;
Su néctar me incita,
Sostenida entre tus labios
La fuerza íntima del pistilo.
Escarabajo del pezón, lenguado
La suave areola en las yemas de tus dedos
Como abanico de relámpagos, coleteando.
Ya entiende mi tacto el tenue hormigueo en tus oídos,
Y es una luciérnaga que habla de tu infancia  
Y sabe a tu cuerpo
En mi cuerpo llevo la fragancia
De las amapolas. Son amapolas, jardines en tu cuerpo.
Ivette Mendoza