miércoles, 8 de junio de 2016

Debut de la astilla



Debut de la astilla y su modo de vivir.
Cuento que cuenta y se mete en enredos.
Me lo dijo mil veces, en voz sonora,
Se expresa y se pierde y se vuelva a
Encontrar mirándome en su dramatismo.
Bajo el telón de la telenovela que está
Revista y soslayada y cabizbaja,
Siempre hay un momento resumido
En la taquicardia de tu abatida mirada que
Con sus dedos exclamativos me señalan.
Debut del consorte y de la quietud alada,
En la garganta onomatopéyica, el agua
De los gestos se estanca y padece de
Una sed de batalla, se desenfunda el furor
Del estío sobre la muralla.
Voy disolviendo las huellas de mis pasos
Para hacer el mundo más alargado.
¡Que ilusión tan rara!
Te veo y no nacen los mares, la sierpe
No busca las mocedades. Solo decirte
Adiós para continuar la marcha, porque
Si continúo viviendo entre tus brazos,
Seré la invitada atada.
Ivette Mendoza