domingo, 19 de junio de 2016

Decires y entenderes



Los pedazos de cristales atraían sentimientos.
El amigo fiel. Con el chirrido más sonoro.
Chiquilladas en la fuente adverbial, tú.
El disco difuso despierto. El azúcar imaginaria, dura
encalada noche eriza. El sol esperma estampa.
La piedra fallida y fogueada. La piedra santa.
Somos imperfectos habitado de colores, incógnitos.
Una golondrina como suave caracol,
decires y entenderes tardanza del invierno.
Cada pedazo de cristal agridulce resbaladizo
por donde paso todo el tiempo, mirándote.
El fino encuentro del decir en la fábula mágica.
Aquí yacemos dormidos. Fluctúa la balanza.
Una plétora de cosas. Como la meditativa margarita.
Los entenderes cristalinos añoraban manantiales.
Ivette Mendoza